SOCIEDAD

http://4.bp.blogspot.com/-n7QNAldNgt0/ThkAoY2uqJI/AAAAAAAAApA/ClnP-VvJ_aY/s1600/Eko-exlibris-Madame-Bovary-Blog.jpg

“¡Tengo un amante! ¡Un amante!”: cómo fue el juicio a Madame Bovary, “una de las pecadoras más célebres del mundo”

“La novela más escandalosa de todos los tiempos”. Así la definió la revista Playboy en 2010, cuando publicó un fragmento de una nueva traducción de la novela del francés Gustave Flaubert, “Madame Bovary”. “Es una de las pecadoras más célebres de la literatura (…) La transformación de  emma, de esposa provinciana aburrida a adúltera entusiasta nos recuerda cuán escandaloso puede ser ser humano”, le decía la revista a sus lectores, a manera de contexto. Es dudoso que Emma Bovary, quien decepcionada con el matrimonio busca la felicidad en los brazos de otros, pueda escandalizar a un lector de Playboy del siglo XXI. Pero de que la historia de Flaubert incomodó a lectores poderosos en en siglo XIX no cabe duda. Tanto que llegó a los tribunales. Se repetía: «¡Tengo un amante! ¡Un amante!», deleitándose en esta idea como si le hubiera sobrevenido otra pubertad” De la novela Madame Bovary ¡Silencio en la corte! Hace 160 años, en enero de 1857, un hombre llamado Ernest Pinard se levantó de su silla en la atiborrada sala de un tribunal y declaró: “El arte que no observa las reglas deja de ser arte; es como una mujer que se desnuda completamente. Imponer las reglas de decencia pública en el arte no es subyugarlo sino honrarlo”. Pinard era el fiscal del Imperio de Francia y al frente suyo se encontraba el escritor Gustave Flaubert. Su novela, “Madame Bovary”, había sido declarada “un afronte a la conducta decente y la moralidad religiosa”.

PDF LINK

Comments are closed.